Un libro que me he demorado mucho en leer.

Escrito el Friday, 2 September 2011

Como si se tratara de un crimen sin resolver, ignoro el cuándo, el dónde, el porqué y el a quién oí hablar por primera vez del «Ulises», pero recuerdo que fue hace muchísimo tiempo y con reticencia. El ejemplar que teníamos en casa era de mi hermano, se trataba de una edición sudamericana con su característica forma de subrayar, más bien ubicar párrafos, consistente en papelitos pulcramente doblados en cada hoja por el canto superior del volumen y que a mi me recordaba una Biblia o un misal. Yo lo miraba una y otra vez pero siempre creía que no era el momento de meterme con él, hasta es casi seguro que sea el único libro de la biblioteca que nunca haya abierto, sino es para quitarle el polvo. Ahí sigue imperturbable.

Al final la casualidad volvió a entrometerse en mi existencia al coincidir un par de circunstancias que acabaron con la espera. La primera fue la lectura de «Dublinesca». Una de las razones de mi predilección por Vila-Matas es compartir, salvo excepciones, gustos literarios. Así que si el autor barcelonés había hecho pivotar parte de su última novela en torno a la novela de Joyce, eso significaba que quizás no debía demorar por más tiempo su lectura. La casualidad fue que al poco de concluir «Dublinesca», Lumen reeditó la que parece ser una traducción canónica del «Ulises».

Han pasado seis meses desde entonces y apenas he sobrepasado el primer tercio del texto. Mucho me temo que si Joyce hubiera acudido a mí para que le editara la novela lo habría despedido con cajas destempladas o al menos, teniendo en cuenta el buen sabor que guardaba de «Dublineses» y «Retrato del artista adolescente», lo habría hecho pero con muchas reticencias. Lo reconozco, no puedo con él, su discurso me fatiga hasta el extravío, su cotilleo intelectual sobre personajes de los que no tengo referencia me deja indiferente. ¿Qué Joyce inventó el monólogo interior? ¿Acaso nadie ha leído «El teniente Gustl» de Arthur Schnitzler? Alcanzado en este punto, cuando aún sé que me queda lo más difícil ―¿farragoso?― del libro, me pregunto si no sería abandonarlo definitivamente.

§ § § § § § § § § §

2 Comments en 'Un libro que me he demorado mucho en leer.'

  1.  
    Durrell
    3 September 2011 | 2:38 pm
     

    Se trata de un libro que cogí con muchas ganas y que devolví a la biblioteca sin haber leído apenas una cuarta parte, hastiada de un argumento lento y aburrido mezclado con ¿reflexiones del autor? que en esa primera parte resultan incoherentes por demás.
    No descarto que en algun parte de la obra todo encuentre sentido y se enlacen argumento y reflexiones, pero a mí se me hizo hartamente cansino seguir leyéndolo. Por ahora prefiero pecar de inculta a ojos de gentes más leídas y curtidas que admiran tanto a Joyce. Tal vez algún día…

  2.  
    3 September 2011 | 3:06 pm
     

    Durrell:

    A mí me pasó igual. Fuí incapaz de pasar de la página 32. Todo el mundo me dijo que, evidentemente, no estaba lo suficientemente ‘madura’ para leer obra de “tal magnitud”. Yo creo que el Ulyses de Joyce es una de estas novelas que son supervaloradas (a saber porqué -¿$$$$?) mediáticamente.

Leave a comment

(required)

(required)


Informacion para los comentarios
Tu direccion de correo nunca se publicara.
Utiliza los botones para personalizar tu comentario: B para negrita, I para cursiva, W para enlazar y X para borrar cualquier etiqueta anterior.


RSS feed for comments on this post | TrackBack URI