Un homenaje ruso.

Escrito el Wednesday, 23 April 2008

            Día del libro. Aprovecho la ocasión para cruzar al otro lado de la bahía. Recorro la capital bajo un calor que la brisa marina alivia. En realidad dejo que mis pasos espacien el placer de entrar en las librerías y ojear los anaqueles. Al final, como siempre, hago caso omiso de la libreta donde llevo anotado aquellos títulos que me han ido recomendando y me dejo llevar por mis aficiones. Un cuarteto de autores rusos: El «Diario de 1920» de Isaak Babel, por lo mucho que me estremeció cuando leí «Caballería Roja», su relato sobre la Guerra Civil Rusa. De Nikolái Leskov «La pulga de acero», un breve relato satírico, no incluido por Alba en su tomo «Lady Macbeth de Mtsensk y otras historias» y que me deleitará durante el viaje de vuelta, sobre todo al permitirme el reencuentro con un viejo conocido que siempre me atrajo: el atamán Platov, convertido en un huraño cosaco fumador, bebedor y gruñón. Con Andreï Makine, dudé. Literariamente ha ido de más a menos y la faja de «Réquiem por el este» que advierte que se trata de una novela sobre la guerra y la paz con momentos espléndidos que recuerdan a Tolstoi, suena demasiado rimbombante como para invitar precisamente al optimismo. Pero es un autor al que le tengo simpatía aún cuando sea por cuestiones extraliterarias: el paso del tiempo ha borrado esa imagen de exiliado decimonónico y es difícil ver ahora en él a alguien que un día aprendió francés mientras dormitaba en los mausoleos de Pere Lachaise.

            Por último «El sol de los muertos» de Ivan Shmeliov o, lo que es lo mismo, un autor que me es completamente desconocido aunque a grandes rasgos su biografía hace eco de las de muchos otros: entusiasta de la revolución que acaba desengañado. En la contraportada se relaciona la novela con la siguiente afirmación de Thomas Mann: «¿Acaso son poseídas las ideas por el demonio, visto que no existe idea histórica alguna que no se ofrezca a nuestros ojos maculada de sangre de arriba abajo?» Uno ya sabe lo que le espera, aunque la novela estaba escrita en 1.923, unos pocos años antes de que la mácula se convirtiera en un auténtico ahogo.

≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈

No comments have been added to this post yet.

Leave a comment

(required)

(required)


Informacion para los comentarios
Tu direccion de correo nunca se publicara.
Utiliza los botones para personalizar tu comentario: B para negrita, I para cursiva, W para enlazar y X para borrar cualquier etiqueta anterior.


RSS feed for comments on this post | TrackBack URI