Balcón con vistas a la dicha

Escrito el Friday, 25 May 2007

Cuando despierto, la mujer se mueve. La miro durante un rato y sólo al estar seguro de que aún duerme, la beso en el cuello y me levanto cuidadosamente. Cojo el paquete de tabaco, enciendo un cigarrillo y subo la persiana. La mañana bonaerense es plomiza, el viento de levante, encajonado en la calle silba una monótona cantinela. Su ulular es leve, pero recuerdo que ya me advirtieron de su capacidad para hacer enloquecer a la gente. Pero me atrevo a desafiarlo y abro la puerta y salgo al balcón. La calle está desierta, la ciudad aún duerme y ni siquiera los cantos de mirlos y vencejos son capaces de despertarla. Como párpados blancos, las persianas velan el último sueño de sus moradores. Me acodo en la baranda y recuerdo lo que ayer decía la mujer: «habrá que pasarle también el trapo». Su rostro vuelve a estar a mi lado, reconfortante. La ilusión frente la nueva vida que se abre ante nosotros resplandece en ella, le confiere un aura que me acaricia sin abrazarme.

Miro la calle: a la izquierda una rotonda, a la derecha más allá de las ruinas del convento traquetea su lentitud un tren de mercancías. Nada de eso importa. Dentro de unas semanas, cuando la brisa marina refresque el calor inclemente, estaremos los dos sentados en este mismo balcón apurando unas cervezas. Miraremos sin ver, hablaremos de cosas vanas que no dejarán huella, y cuando ella, tras un estremecimiento, exclame: «cariño, tengo frío», mi abrazo se verá envuelto de ternura y nos retiraremos a dormir.

Abrazo la baranda, es una sensación extraña: por primera vez en mi vida viviré en una casa con balcón. Es así, con estos pequeños detalles, con los que se goza la felicidad.

Ω Ω Ω Ω Ω

Dedicatoria del Autor: Para Erkaytano con mi agradecimiento por su dedicación e interés, y para Soneto con el deseo de que vuelva a tener pronto buena inspiración y mejor ánimo.

≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈ ≈

1 Comment en 'Balcón con vistas a la dicha'

  1.  
    Durrell
    25 May 2007 | 10:07 pm
     

    Gracias Txamb, eres muy amable, estoy en ello cada día.

    Yo espero que os vaya muy bien por esos mares azules, veo que ya os queda poquito. Mucha suerte.

    Besos para los dos.

Leave a comment

(required)

(required)


Informacion para los comentarios
Tu direccion de correo nunca se publicara.
Utiliza los botones para personalizar tu comentario: B para negrita, I para cursiva, W para enlazar y X para borrar cualquier etiqueta anterior.


RSS feed for comments on this post | TrackBack URI